viernes, 22 de mayo de 2009

_035

cierro los ojos,
recorro
miles de kilómetros,
el polvo del desierto
se pega
en mi cuerpo,
sobre
el sudor,
mezcla
de elementos,
leve barro
en mis brazos,
en mi rostro,
quemado
por el sol,
quemado
por la indiferencia,
no puedo seguir,
el sol
abrasador,
hace que me desplome,
caigo
sobre la arena,
no puedo
respirar,
mi último
aliento,
mi final,
una luz,
un rayo de esperanza,
abro los ojos,
me levanto
al frigorífico,
pillo una birra,
bien fría,
esto
es vida.

3 comentarios:

Javier Belinchón dijo...

Me ha gustado esa brevedad esa fluidez.

Un saludo.

VELPISTER dijo...

muy buenos poemas. te leo.

choche dijo...

gracias por vuestros comentarios, seguiremos en contacto.