viernes, 30 de abril de 2010

_056

La morena de ojos verdes
me mira,
se mueve por el escenario
como un pequeño pez
en una gran pecera,
no existe nada más,
mi mirada
se clava en sus caderas,
caderas que mueve con lujuria,
se clava en su culo,
duro y generoso como el de Shakira,
la morena de ojos verdes

se acerca,
se sienta sobre mis rodillas,
eleva su precioso culo hasta mi cara,
lo toco,
lo palpo como si fuera un tesoro,
no es lo único duro del local,
local oscuro,
ambiente entre el lujo
y las pajas de los desheredados,
gente solitaria
observando la escena,
gente
que no tocará el tesoro,
gente
que no probará el sabor del triunfo,
gente
que mañana volverá,
volverán como yo,
volverán como ella,
volverán a mirar su culo,
pero sólo yo
volveré a tocarlo,
sólo yo
volveré a saborearlo,
sus ojos verdes
volverán a observar desde el escenario,
volverán a encontrar los míos,
la morena de ojos verdes,
volverá a sonreír al verme
.

3 comentarios:

Calipso dijo...

Muy bueno!

Un abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Altas torres alta luz y ojos altos... verdes como el trigo verde y el verde, verde limón. Son los ojos, no el culo, los que fijan estos versos.

choche dijo...

gracias Calipso y razón no te falta Jose, la cercanía de la mirada, fuerte abrazo a los dos.